Patrimonio

Visita Granollers, descubre su patrimonio histórico

 

El patrimonio histórico de Granollers, cita obligada con el pasado de la ciudad

 

La Porxada

La Porxada, declarada Bien Cultural de Interés Nacional, es el monumento más representativo de Granollers. Fue construida en el siglo XVI para ser utilizada como lonja de grano, la cual sería el punto de encuentro de toda una comarca para comprar y vender todo tipo de productos agrarios. Formada por 15 columnas, bajo un tejado de 4 vertientes, contaba con un gran espacio para acoger a todo un mercado de la época.

 

Ha sido reconstruida en cuatro ocasiones. La de mayor repercusión fue en el año 1938, debido al bombardeo del 31 de Mayo de la Guerra Civil, donde quedó gravemente dañada.

Las murallas

Las murallas rodearon la ciudad de Granollers desde finales del siglo XIII hasta mediados del XIX. Estaba protegida por torres de defensa conectadas entre sí mediante un camino de ronda. Siempre se ha dicho que Granollers nació en un cruce de caminos, junto al río Congost, en una pequeña colina, donde se construyó la iglesia de la ciudad. Se trataba de un cruce de vías romanas que unían Vic con Barcelona, Mataró con Caldes y Tarragona con Girona por Sabadell.

 

A día de hoy, se pueden apreciar restos de las murallas en varios puntos del centro histórico.

Adoberia dels Ginebreda (Teneria)

En 2009 se inauguró L’Adoberia dels Ginebreda (teneria) en la que podrás descubrir cómo hacían el curtido de las pieles y la transformación del Granollers medieval, que se caracteriza principalmente por las murallas, el comercio agrícola y la producción del sector del curtido.

 

L’Adoberia dels Ginebreda,  centro de interpretación histórica del Granollers medieval, se encuentra en el subsuelo de la plaza de la iglesia y la calle Ricomà. Desde el siglo XVI hasta el XIX fue utilizada como centro de la industria de curtido. Es la única que se ha conservado en buen estado de las seis de las que se tiene constancia en Granollers.

El Refugio de la plaza de Maluquer y Salvador

Granollers fue una ciudad castigada por la Guerra Civil. Sufrió varios bombardeos, siendo el del 31 de mayo del 1938 el más devastador. Más de 200 personas perdieron la vida y otros muchos fueron heridos. Es por ello que se construyeron numerosos refugios.

 

El Refugio de la plaza de Maluquer y Salvador se utilizó para proteger a los civiles de los bombardeos en la Guerra Civil. Tiene una capacidad para 450 personas y cuenta con cuatro salas comunicadas entre sí, con un respiradero a la plaza y un pasillo común de 25 metros de largo. Puedes visitar este refugio y descubrir cómo y dónde se refugió la población de Granollers de los bombardeos.

Campanario de Iglesia Parroquial de Sant Esteve

El campanario es el único vestigio que queda «in situ» de la antigua iglesia gótica de Sant Esteve, edificada en el siglo XV sobre el edificio románico. La actual iglesia de Sant Esteve es de los años 40 del siglo XX. EN 1936, durante la Guerra Civil española, la iglesia fue totalmente destruida y se usaron sus piedras para la construcción de los refugios antiaéreos.

 

Cuenta con tres pabellones: uno central y dos laterales. La torre tiene una altura de 34 metros, unos ventanales de estilo gótico y en su base se pueden observar los restos de la antigua portalada románica.

Sala Francesc Tarafa

La Sala Francesc Tarafa fue construida durante los siglos XIV y XV. En sus inicios, fue utilizada como un hospital hasta el año 1844, momento en el que se trasladó al antiguo Convent dels Caputxins. También funcionó como almacén y escuela. En el 1926 se restauró y se transformó una biblioteca hasta 1995.

 

Actualmente, esta sala se utiliza para multitud de eventos y es el sitio idóneo para poder ver una gran variedad de actos culturales que organiza Granollers. Tiene un aforo de 160 personas.

Casal dels Tagamanent, dicho del Condestable

La Casa del Condestable debe su nombre a que en este lugar, en 1466 falleció Pedro de Portugal, el Condestable. Este es uno de los edificios con más historia de la ciudad.

 

Fue la antigua casa de los Tagamanent pero hoy en día sólo se conserva el núcleo de la residencia. Son de interés su fachada principal, su arquitectura, los arcos y los ventanales góticos de las diferentes plantas del antiguo palacio.

Ayuntamiento de Granollers

El Ayuntamiento de Granollers está situado en pleno centro de la ciudad, en la misma plaza de la Porxada.

 

A finales del siglo XVI, la Casa de la Villa, debido a su mal estado, se restauró y convirtió en el actual Ayuntamiento de Granollers. El antiguo edificio fue reformado por el arquitecto Simó Cordomí entre los años 1902 y 1904.

 

Gracias a esta reforma, a día de hoy se pueden apreciar los detalles neogóticos y el aspecto final del edificio. Podemos ver esculturas y figuras de animales, a la vez que elementos vegetales en la fachada.

Hospital-asilo

El Hospital Asilo es de estilo modernista y está edificado alrededor de un patio. Fue inaugurado en el año 1923y es una obra del arquitecto Josep Maria Miró.

 

El Hospital de Granollers nació fruto de la iniciativa solidaria y voluntaria de sus ciudadanos, que con pequeñas aportaciones colaboraron en la construcción de este edificio modernista.

 

Desde el año 2007, dispone de su propio área de Investigación e Innovación con el objetivo de fomentar la actividad científica de los investigadores en el ámbito sanitario.

Roca Umbert, Fàbrica de les Arts

Roca Umbert, Fàbrica de les Arts es el espacio por excelencia dedicado a la creatividad, la innovación y la cultura. Situado en pleno centro de Granollers, en una antigua fábrica textil de más de 20.000 m², es hoy un centro de producción, formación y difusión de la creación artística.

 

En este equipamiento se ha conservado La Térmica, la central que transformaba y distribuía la energía de la antigua fábrica, ejemplo de la arquitectura industrial de mediados del siglo XX.

DESCUBRE MÁS SOBRE ...